Mis seguidores ♥

martes, 10 de marzo de 2015

10 de marzo

Nos conocimos un 10 de marzo, no nos soportamos al principio y comenzamos a salir. Teníamos 14 y 15 años. Era la niña rubia, de piel blanquita, labios carnosos, gafas, tímida e introvertida. Nada me hacía ser popular.
Aguanté jarros y jarros de agua fría en aquella época (todos tenemos un pasado) y estar contigo lo mitigaba todo, estar a tu lado al principio me hacía sentir viva, lo que no sabía era que desde el primer día en que te miré había cavado mi propia fosa.
Me enamoré de ti, y sólo de ti. De todo tú, de tus gestos, de tus sonrisas, de tus "pequeña", de tu pelo moreno, de tus ojos, de tu piel. Me enamoré de cada centímetro de tu cuerpo, y no dejé de estarlo cuando rompimos de forma intermitente y yo salía con otros, cuando te buscaba en otros labios seguía pensando en ti. Recordaba con nostalgia cada 10 de marzo, pero tú no. Dudo que supieras si quiera qué día empezamos a salir.
Te escribí y lloré, intenté recuperar esto de mil formas y cuando estaba convencida de querer pasar página tú cerrabas el libro y volvía una vez más a ti. Eres el amor más retorcido, dramático, irreal y fantástico que he tenido.
Hubo una época en que todo eras tú, y no, ahora lo entiendo. Tú no me quisiste, no como yo te quise a ti. Tú querías volverme loca, llevarme a un límite, hacer que cruzase esa línea moral que todos tenemos -y lo hice-, porque repito, en una época tú fuiste todo.
Siempre fui la amiga que no lloraba delante de sus amigas, la que odiaba los abrazos, la que veía películas de amor y suspiraba con ellas pero odiaba San Valentín, la que soñaba con el amor y sabía lo que merecía. Tú nunca has sido una opción válida para mi, y hay edades a las que hay que verlo.
Me mentiste tantas veces que creo ser idiota por haber esperado tanto, me manipulaste lo indecible, me ilusionabas y te ibas, me besabas y luego la besabas a ella, ¿no merecía más?.
Traté mal a personas que no lo merecían, hice daño a quienes menos me habían hecho y me forjé mi propio escudo de hielo, una barrera impenetrable que nadie podía cruzar pero tú saltabas. Pediría perdón mil veces a esas personas, pero creo que también tendría que pedirme perdón a mí misma: "Perdón por haber sido tan frágil, por flagelarme ante alguien que nunca me conoció, por idealizar a alguien, por llorar, por amar locamente, por mentir, por encubrir, por sentir, por menospreciarme, por no quererme, por darme cuenta de ello tarde". 
Yo... lo recuerdo todo, recuerdo verte esperarme en la estación desde el tren con una sudadera azul marino de rayas blancas y un chicle en la boca, tu voz, tus palabras, tus despedidas, tus promesas y tus silencios,  Alemania, un futuro.
¿Sabes qué es lo que más me duele?, saber que nunca fui correspondida, que mi primer amor no es más que un espejismo. Alba fue tu amor, o aquella otra chica, o la otra, pero no yo. Y no sé por qué.
Dejé a cada chico con el que estaba sin dudarlo porque tú decías una sola palabra, fui la otra esporádicamente y no recibí más que golpes invisibles que 6 años después no se van.
Me duele saber, que mientras escribo esto tú nunca lo leerás, me hablarás algún día por curiosidad y no obtendrás respuesta de mi, porque... querido Fran, han pasado 6 años desde que te conocí, 6 largos años en los que me he convertido en la persona que soy, y no puedo ser más feliz al saber que puedo cerrar este ciclo.
No soy tu pequeña ni lo seré, no soy tu primer amor ni lo he sido, seré tu primer beso... pero besos hay muchos, no seré "esa" a la que llamas, sere "ella"..
Todos merecemos mucho más que palabras vacías, vagos te quiero y promesas incumplidas. Todos merecemos alguien que se deshaga en elogios sobre nuestra persona, que nos impulse a crecer y a creer, que sea nuestro amigo, que nos haga ver el amor como lo que es... algo maravilloso y nunca una guerra.
Hoy es martes 10 de marzo, y me voy.


miércoles, 7 de enero de 2015

Único e irrepetible.

Escribo a 6 de enero, casi 7 ya que dentro de poco serán las 24.00 y lo hago pensando en algo, en las canciones... en letras unidas a música, en recuerdos que relacionamos con personas, y queda siempre la incógnita, ¿Qué ocurre cuando esa persona ya no está?.

Por la razón que sea solemos actuar de dos formas: o bien desterramos la canción procurando no volver a escucharla -de forma voluntaria- nunca más o bien nos torturamos escuchando esa canción y viajando al tiempo -siempre al pasado-. Siempre queda una última opción que solemos desechar, la de reaccionar de forma madura, comprender que todo se acaba y que las canciones -por mucho que nos duela- son impersonales y perfectamente transferibles.

Todos cargamos con alguna canción a nuestra espalda, algún pedazo de historia comprimido en tres minutos que nos hace anhelar o reflexionar.
Diría que mis canciones son Soldadito Marinero (No por la letra en si, que también), sino por la persona que estaba unida a esa canción... cuando escuché la canción en directo lloré a mares, el directo era precioso y a día de hoy escucho esa canción como algo diferente, como algo que fue... y ya no es, pero sin nostalgia, sólo mirando hacia el futuro.
Otra de ellas es Love the way you lie II, la escuché en un momento en que necesitaba escapar de algo y sentía que no podía, que no tenía fuerza suficiente y puede que ese fuese uno de los puntos de inicio para lograrlo. Quiero aclarar, que, esa canción no tiene porque tratar necesariamente de malos tratos y que a mi nadie me ha tocado -ni podrían-, pero... si he sentido que me llenaban la cabeza de fantasías e ideas locas sobre un futuro que jamás llegaría y yo me las creía aún sabiendo que eran mentira con la esperanza de que se convirtiesen en realidad. Yo también me he sentido como una estúpida masoquista que sabe que seguirá estando junto a alguien a quién le importa tan poco cómo esté que seguirá usandome de pañuelo cada 4 meses y mientras conquistando a su nueva novia. Sentía que me caía una y otra vez, que perdonaba lo imperdonable, porque... yo no soy santa, yo tuve la primera caída, yo le engañé y aún no puedo justificar aquello pero supongo que ahí abrí la veda para que él se cobrase aquel error y se lo cobró con intereses de sobra. Estaba enamorada de él, estaba enamorada de una manera única... él fue mi primer amor y durante 4 largos e intermitentes años el único. Él sacaba lo peor de mi y me negaba a verlo, me resignaba a esperar y entre medias aparecía alguien para distraerme pero bastaban dos palabras para que lo dejase todo, un falso te quiero tenía efectos hipnóticos en mí y me hacía dar media vuelta. En mi opinión, te crees una mentira durante el tiempo que lo permites, todos sabemos cuál es la verdadera realidad de cada situación y hay situaciones que requieren grandes cantidades de fantasía. Me creí esa mentira hasta que un día fue tan grande, involucró a tanta gente y me costó tanto, que decidí que me merecía más. Ese día me prometí que no volvería a pasar por ello, no quiero segundas etapas con nadie... alguien que te quiera de verdad tendrá dudas pero nunca te pedirá un tiempo, dos o tres, alguien que te quiera de verdad nunca jugará con tus puntos débiles o intentará despojarte de cada pequeño ápice de felicidad que vea en tu rostro, alguien que de verdad te quiera será lo suficientemente maduro como para saber cuando es el momento de separarse sin dañar a nadie.

Sé que tienes tu lista de canciones, de momentos, de personas, de meses... todos tenemos esa lista. 
Te hablé de una canción de un cantante el cuál no es de tu agrado, y, ¿Sabes por qué esa?: 7 de diciembre de 2013... tú y yo estábamos en ese momento raro de no saber qué eramos pero decirnos te quiero cada noche y esa canción para mí habla de querer a alguien por lo que hace, de admirar cada gesto pequeño que tiene, de amar las manías tontas que todos tenemos, de que no sabes lo que tienes pero sientes que tu alma se escapa cada vez que te dice esas dos palabras. Quería escuchar esa canción en directo contigo.
Sé que todos tenemos un cantante favorito, una canción que nos acompaña allá donde vayamos, un hit que esperamos no vuelva a estar de moda... todos tenemos una canción pero quiero que nosotros vayamos un paso más allá. 

No soy compositora, sólo escritora en ocasiones pero esta es mi pequeña aportación al mundo de la música y mis ganas de diferenciarme definitivamente de todas.
It's raining but you still here
3 am and thinking that's not fair
Waking up and watching you in that chair
Telling me how we got to this

Maybe I'm not the perfect one
Maybe I'm just the different princess who want to have fun
Maybe I'm not looking for the charming prince
Maybe I found him and I don't know since  (when)

Strange stories come to my mind
Like the first time you talked to me and I discovered you were kind
The first time, the first hello, the first kiss
You had me in an endless bliss

Maybe I'm not the perfect one
Maybe I'm just the different princess who want to have fun
Maybe I'm not looking for the charming prince
Maybe I found him and I don't know since  (when)

Now I know that tales can easily come true
I promise you, just me and you
Every day as a new reason to give you all of me
Let's just be us, be ours, be free

Maybe I'm not the perfect one
Maybe I'm just the different princess who want to have fun
Maybe I'm not looking for the charming prince
Maybe I found him and I don't know since  (when)


viernes, 3 de octubre de 2014

Dreaming of you.

Son las 21.26 de la noche, es viernes, y... lo cierto es que me siento cansada, supongo que echo de menos el horario que tenía el año pasado.
¿Por qué odiaré tanto madrugar?, se supone que las cosas bonitas ocurren al amanecer para que así tengas una sonrisa en la boca el resto del día. 
Estas semanas me he dado cuenta de algo, siempre miro con atención el mismo paisaje de camino a clase, pero siento que cada día es diferente. Los prados cercanos al jardín botánico están cercados por árboles altos y longevos, la hierba en sí está cargada de rocío, no puedo ver las gotitas resbalar sobre las finas y largas hojas, pero siento esa sensación al verlo. Hay una especie de niebla, siempre hay niebla, y junto con la luz natural hacen que se cree una atmósfera dulce, delicada, que invita a la aventura y al descubrimiento de algo nuevo. Siento deseos de madrugar un día e irme a hacer fotos allí, aunque tenga que colarme en alguna propiedad privada, supongo que algunas cosas merecen ser vistas o hechas a esas horas.
También veo el amanecer... uno de los lugares más bonitos de Gijón rodeado por colores que me llenan de alegría, no sé por qué, pero me siento feliz al ver un amanecer o una puesta de sol, aunque reconozco que he visto pocos amaneceres. 
No sé si fue por estar a tu lado, pero... recuerdo estos dos amaneceres: Uno de ellos en Santander, fruto de no saber cómo se cerraba la persiana. Me gustó despertarme sin despertador, sólo la naturaleza diciendo que ese sería un buen día y tú a mi lado. El otro era Madrid, al día de irnos... era lunes y en teoría los lunes son días tediosos, pero ese lunes me gustó, ¿Sabes?, si te das cuenta también volvimos de Santander un lunes. Salimos de la habitación siendo de noche y al salir de Madrid comenzaba a amanecer, quizás no te dabas cuenta pero me fijaba en cómo se veían las torres con esos bellos colores. Siempre lo hago, siempre tengo un detalle que observar y la naturaleza me puede, sobretodo las olas... puedo estar horas viendo cómo rompe el mar sin percatarme de qué pasa ahí afuera, donde el mundo adopta conductas animales pero no se respeta el lugar donde vivimos.
Nos han pasado cosas muy bonitas este verano, hemos pasado mucho tiempo juntos, hemos comido una cantidad de helado considerable, hemos dado largos paseos por la playa, hemos hecho cosas nuevas y cosas que siempre se quedan con nosotros.

                                          ***

Mientras hablábamos por teléfono y te leía algo, me daba cuenta de que me hace feliz el hacerte feliz, antes... me importaba la felicidad de muy poca gente, y ahora, intento hacerte feliz siempre, porque... desde el primer día me has hecho confiar en ti, me has dado cosas que pensé que no volvería a tener, y... eso no se paga con suficientes cuentos.
Sabía que te habías quedado dormido y no quería despertarte, así que te susurré esto: "Creo que te has quedado dormido [silencio] vale, te has quedado dormido [risas] nada, mi amor... simplemente descansa, descansa mucho y duerme bien [silencio] sé que estos días no son fáciles para ti pero yo estoy ahí, siempre lo haré. Te amo... te amo mucho."
Preferiría estar ahí para susurrarte algo, darte un beso en la frente, acariciarte la cara... ¿Sabes?, sé que hace meses te hubieras ido conmigo a Santiago, yo tengo que decirte algo: Contigo, contigo me iría al fin del mundo.

Pienso en tus ojos, en tus manos, en tus lunares, en tus labios, en cómo te cae el flequillo sobre la cara, en ti... pienso en ti y eso me da fuerzas para sobrellevar lo malo que me pueda pasar en el día a día.

Me das un millón de buenos momentos, y, nunca me canso... de escribir sobre tí -nosotros-, de hablar contigo, de reírme, de soñar.

No cambiaría nada de esto, nada. Todo es perfecto, tú eres perfecto.

Son las 21.55,  confirmo que la inspiración llega en los momentos más absurdos, y hoy... hoy me apetecía cerrar el día escribiendo sobre ti.
Dentro de poco cerraré los ojos, y lo haré pensando en ti.

Buenas noches, Aytor.

Ojalá estuvieses aquí conmigo, necesito uno de tus abrazos. 


miércoles, 17 de septiembre de 2014

Skyscraper.

Son casi las doce de la noche, como siempre... te quedas dormido y, como siempre... eres la mejor vista que puedo tener.
Hoy ha sido un día especial, pero no tanto como el resto de días. Una fecha no convierte a algo en especial, estar día a día juntos, con nuestros más y nuestros menos si hace esto especial.
Te lo dije hace un rato en la cama y lo repito: "¿Por qué te amo?, porque me escuchas, me entiendes, me comprendes, siempre tienes ganas de hablar conmigo, me sacas mil sonrisas, sabes sacar siempre lo mejor de mi, haces que seamos un equipo y podamos siempre con todo.
Encontrar a alguien así es difícil, muy difícil... cuando lo haces, sabes que pisarías fuego si hiciese falta por esa persona, y yo... haría todo por ti.
Desde que esto empezó lo tuve claro, haría todo por verte feliz y es lo que quiero, esperar todo el día tus llamadas para hablar contigo de cualquier chorrada, que al vernos me abraces y me mimes, que vivamos nuestra historia tal como queremos, y... por ahora no nos va nada mal.

Eres la mejor persona que podría tener a mi lado y me faltarían vidas para escribir todo lo que querría sobre ti.

                                                       ***
La inspiración me suele venir en los momentos más inesperados, puede ser mientras miro por la ventana sin fijarme en nada o mientras te veo durmiendo con una cara de placer y felicidad que me llena de ternura. Hay días que se convierten en especiales, que vas a recordar siempre.
No sabes lo mucho que me encantaron estos días a tu lado, lo bien que me tratas y ver cómo día a día siento que eres lo mejor que me ha pasado y no lo cambiaría por nada del mundo.

Besarme la mano, mirarme a los ojos y decirme que me quieres, cuidarme, preocuparte por mi, hacerme feliz... me das mucho, me das cosas que pensé que nadie me daría y tengo a tu lado.

Despertarte con una caricia, recorrer con mis dedos tu cara parándome en cada lunar que veo, mirarte llena de ilusión, dejarme abrazar por ti cuando tengo miedo, besarte como si el mundo fuese a acabarse mañana... son cosas que quiero hacer contigo, que sólo puedo hacer contigo.

Soy una personita pequeña y algo que no sabes, es que tú me vuelves grande, eso es algo que pocas personas tienen.


Lo digo siempre pero hoy necesitaba decírtelo de una forma más especial: Te quiero.