Flores para el alma

17:38

Hoy es 13, nuestro 13.

Me gusta comenzar así las cartas, aunque realmente siento que vivo en un permanente 13 de diciembre. 

Me encuentro tecleando y echándole un vistazo a la pared de mi habitación, color azul turquesa y con dos flores de color blanco a modo de adorno. Cuando nos conocimos, escribí una comparación sobre nosotros y la primavera. Siempre he sentido que me faltaba algo, que mi sonrisa no era pura al 100% y que mi vida de algún modo estaba un tanto incompleta. Sentía que dormía, que yacía sobre la nieve con la decisión de no levantarme hasta que llegase la primavera. Nos conocimos, nos pasábamos el día hablando, descubriendo nuestras almas, intercambiando opiniones, ansiando el momento de volver a coincidir para hablar, riendo... me despertaste poco a poco del hastío. Un día, no recuerdo cual, me di cuenta de que no podía dejarte escapar y necesitaba que fuésemos tu y yo. Un día, aquel en que me dijiste por primera vez que me querías sentí que había despertado, que era más fuerte y feliz que nunca, y esa noche no pude dormir de lo emocionada e ilusionada que estaba. Recuerdo cuando te dije que te quería, fue la forma más absurda de decirlo pero creo que si lo piensas encaja bastante con mi forma de ser.

Hoy son 2 años y 3 meses, 27 meses en total de amor, de sentir que siempre he elegido bien -Respecto a ti-, de sentir que tú me alegras la vida.
Cada día que pasamos juntos para mí es el más feliz de la semana, dar un paseo hablando de todo y de nada, tomarnos un café con un panini hecho de cosas raras (aunque delicioso), contarnos secretos, reír, besarnos, mirarte a los ojos y contemplar la obra de arte más bonita del mundo. 

Aytor, adoro cada día contigo, la forma en que me miras, la forma en la que sonríes cada vez que digo algo, el tacto de tus manos al buscar mis lunares o al amarme fieramente, el olor de tu piel, tu pelo, recorrer tu barbilla, nuestras llamadas telefónicas, que te siga pareciendo la mujer más bonita del mundo aún habiéndome levantado con ojeras y tez pálida. El amor no se mide en regalos, en piropos, en años... el amor se mide en sonrisas, en instantes de complicidad, en momentos.

Hoy es 13, nuestro 13 y sólo quería decirte que con cada día que pasa me siento más segura de que eres tú, tú eres el hombre de mi vida y eres como flores para mi alma... 



You Might Also Like

1 comentarios

Ellos prefieren... ♥

¿Quieres sugerir algo?

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *